AMLO se adelantó 20 años

El día 6 de febrero del año 2001 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el histórico “Acuerdo mediante el cual se emitió el programa de apoyo alimentario, atención médica y medicamentos gratuitos para adultos mayores de 70 años, residentes en el Distrito Federal”.

Mientras en la jefatura de gobierno, Andrés Manuel López Obrador ponía orden en las finanzas y ahorraba recursos para lograr esta primera hazaña, Vicente Fox exigía desde la presidencia de la república, aumentar a 15 por ciento el IVA en alimentos y medicinas. Los desencuentros entre ambos gobernantes se profundizaron y desde ese momento, cada uno marcó su destino político con sus acciones.

Assa Cristina Laurell, exsecretaria de Salud del Gobierno del Distrito Federal en la época de López Obrador, definió este programa como el primer paso en el establecimiento de una pensión ciudadana universal, como un derecho social de todos los adultos mayores que han aportado su esfuerzo a la sociedad durante una larga vida.

En febrero del año 2004, AMLO marca un hito en la historia nacional al presentar el “Programa de servicios médicos y medicamentos gratuitos del  Gobierno del Distrito Federal” para todos los habitantes de la capital mexicana.

Dos años más tarde, López Obrador presentó su Proyecto Alternativo de Nación, en el cual participaron personas claves del movimiento de regeneración nacional, como: Bertha Elena Luján Uranga, Irma Eréndira Sandoval, Lorenzo Meyer, Elena Poniatowska, Julio Scherer, Jesusa Rodríguez, Jesús Ramírez Cuevas, Claudia Sheinbaum Pardo y Laura Esquivel.

En este documento se planteó garantizar el derecho a la salud como responsabilidad del Estado, mediante un servicio de Salud único, a través de la fusión de los servicios médicos, manteniendo y ampliando el acceso y los derechos de todos los mexicanos. De igual manera el Proyecto Alternativo de Nación proponía ampliar la infraestructura pública de salud y garantizar personal suficiente, equipos, medicamentos y otros insumos; tanto en las instituciones de seguridad social como en los servicios estatales de salud.

Al llegar a la presidencia de la república en el 2019, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador encontró un sector salud hundido en la corrupción, con 306 obras inconclusas de hospitales y centros de salud, y un déficit de 100 mil médicos y 200 mil enfermeras.

De manera personal AMLO conoció las carencias, en una gira que realizó visitando 80 hospitales alrededor del país. En dicha gira anunció un incremento en 40 mil millones de pesos al presupuesto para salud.

El primero de enero del presente año, inició funciones el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). Su principal objetivo es proveer y garantizar la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados a todas las personas sin seguridad social, incluidos extranjeros, sin importar su estatus migratorio.

Con hechos, López Obrador empezó a construir un discurso antineoliberal en el plano de la salud internacional, mismo transmitió en la cumbre virtual ante G20 al decir:

“Que la ONU intervenga para que se garantice a todos los pueblos, y los países por igual, el acceso a medicamentos y a equipos, que por la emergencia están siendo acaparados por los que tienen más posibilidad económica. La ONU debe de intervenir también para que no haya especulación en compras de medicamentos, equipos, ventiladores, todo lo que se requiere”.

Esta propuesta de México fue llevaba a la Asamblea General de la Naciones Unidas, por medio de nuestro embajador en la ONU, el Dr. Juan Ramón de la Fuente. En un hecho histórico, se logró el apoyo de 179 países que hicieran suyo el proyecto de México, mediante una figura denominada “copatrocinio”.

El 13 de febrero del 2019, a más de un año de que esto sucediera, nuestro canciller Marcelo Ebrard firmó con la Secretaria General adjunta de las Naciones Unidas, Grete Faremo, un convenio marco,para que esta organización internacional participe en la vigilancia de las compras de medicamentos e insumos médicos de nuestro gobierno. La congruencia de López Obrador es tal, que no le pidió al mundo algo que no estuviera haciendo en México. Por eso el autor de “Hacia una economía moral”, con frecuencia nos dice: “la mejor política exterior es la interior”.

Con esta calidad moral y con un destacado manejo de la pandemia del COVID19, reconocido así por la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización de Naciones Unidas, AMLO lanza un nuevo mensaje al mundo en un texto que tituló, “Algunas lecciones de la pandemia COVID-19”. La idea principal de este documento, podría ser extraída de cualquier discurso pronunciado por AMLO en el poblado más humilde de México:

“Es indispensable fortalecer los sistemas públicos de salud y, al mismo tiempo, considerar que al igual que la educación y la seguridad social, la salud no puede ser una simple mercancía ni un privilegio sino un derecho inherente a todos los seres humanos; por ello, los presupuestos destinados a estos rubros no son gastos sino inversión en el recurso más valioso y preciado de cualquier país: su población”.

Andrés Manuel López Obrador ha sabido hacer de su vida una línea recta. Lo que ha dicho en sencillos templetes en las plazas públicas de los 2458 municipios de México, ahora lo sostiene frente a los líderes mundiales del G20.

Son muchas las voces de grandes pensadores, afirmando que la pandemia del COVID-19 ha venido a enterrar al modelo neoliberal a escala global. Para Noam Chomsky, una de las grandes enseñanzas de la pandemia del Covid-19, es ver como el sistema neoliberal capitalista ha sido incapaz de atender la crisis. Pepe Mujica nos dice: “Después de la pandemia del COVID-19 el mundo no será el mismo”.

El día 30 de julio próximo pasado, el acuerdo marco con la ONU mencionado anteriormente, dio pié a la realización de un convenio para comprar medicamentos en cualquier país del mundo con la supervisión de esta misma organización internacional. De esta manera se terminaron los monopolios en nuestro país, mismos que manejaban políticos de antiguo régimen. De igual manera, López Obrador dio a conocer la creación de una empresa del Estado, para garantizar que todas las medicinas lleguen a todos los rincones del México.

Como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, López Obrador se adelantó 20 años con su política de Bienestar. Ahora AMLO lleva a todo el planeta Tierra, la esencia de la Cuarta Transformación Nacional diciéndonos:

“Somos seres gregarios por naturaleza y todas las personas y todos los pueblos pertenecemos a la misma familia: La Humanidad.”

(Visited 30296 times, 2 visits today)

Sobre el Autor

José Alfredo Gutiérrez Falcón José Alfredo Gutiérrez Falcón es abogado con especialidad en temas de Unión Europea y sistemas de integración en el mundo. Es articulista y se ha especializado en el manejo de tecnologías de comunicación. Una de sus pasiones es la elaboración de estrategias de marketing digital.

Te podría interesar

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *